OBRAS DESTACADAS

TODAS LAS OBRAS DESTACADAS

REHABILITACIÓN DE FACHADA PATRIMONIO - Prim, 39

DONOSTIA, GIPUZKOA

LOCALIZACIÓN
DONOSTIA, GIPUZKOA
TIPOLOGÍA
Restauración y patrimonio - REHABILITACIÓN DE FACHADA PATRIMONIO
COMPARTIR

Rehabilitación de fachadas de piedra arenisca en Donostia (Gipuzkoa)


El proyecto original de este inmueble, redactado por D. Luis Elizalde data del año 1928. En 1988 el edificio sufrió una reforma total, en la que se vació el mismo completamente manteniéndose únicamente las fachadas.

 

Actualmente, está incluido en el Plan Especial de Protección del Patrimonio Urbanístico (PEPPUC), considerado con un grado de protección “D”.

 

Se trata de un edificio con semisótano, entresuelo y tres plantas altas, más dos levantes en forma de mansarda doble. En este edificio se encuentra la sede del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Gipuzkoa.

 

Se caracteriza por su fachada de sillería de piedra arenisca con ornamentos eclécticos y miradores de aluminio.

 

El edificio sufría patologías  de disgregación, arenización, desplacados, suciedad, presencia de algas y líquenes, roturas y fisuras, desprendimientos, etc.

 

Para la subsanación de las patologías existentes, se limpia la totalidad de los paramentos y elementos de la fachada, se aplica biocida en las superficies y se hace especial hincapié en el tratamiento para la eliminación de las sales presentes en las dos esquinas de los edificios.

 

Posteriormente se reparan y consolidan los elementos deteriorados, recuperando los volúmenes originales. Se eliminan las reparaciones de reposición realizadas anteriormente para llevar a cabo una rehabilitación adecuada. Finalmente, se hidrófuga la totalidad de la piedra de fachadas. 

 

En los balcones se ha demolido el pavimento cerámico existente, se ha ejecutado una nueva capa de mortero de pendientes, la impermeabilización de su superficie y un nuevo solado a base de baldosa de gres. También se coloca un botaaguas perimetral de chapa de zinc plegada, el cual se coloca también en el resto de elementos sobresalientes de la fachada, como son las impostas o cornisas.

 

También se actúa en las barandillas, realizando un lijado y tratamiento mediante pintura especial pasivizante al óxido y anticorrosión. Además se adaptan las mismas para cumplir con la altura establecida por el CTE (Código Técnico de Edificación).