OBRAS DESTACADAS

TODAS LAS OBRAS DESTACADAS

FACHADA VENTILADA - San Bartolomé 27

DONOSTIA

LOCALIZACIÓN
DONOSTIA
TIPOLOGÍA
Restauración y patrimonio - FACHADA VENTILADA
COMPARTIR

VÍDEO

Rehabilitación energética en uno de los primeros edificios de hormigón de Donostia – San Sebastián (Gipuzkoa)


Tras la experiencia en el Teatro Príncipe, en el que Kursaal acometió una rehabilitación energética en un edificio histórico, convirtiéndose así en el primer edificio histórico de Donostia que cuenta con aislamiento térmico, presentamos la reciente rehabilitación de otro edificio catalogado, situado en San Bartolomé 27, a escasos metros del mar y rehabilitado también mediante sistemas de aislamiento térmico.

 

Se trata de uno de los primeros edificios de hormigón de San Sebastián, cuya licencia es de 1906. El arquitecto que lo proyectó fue Ramón Cortazar, que curiosamente, es el mismo arquitecto que proyectó el edificio del Teatro Príncipe, edificio en el que también hemos realizado una rehabilitación singular.

 

Las primeras plantas originales llevan mucho trabajo de rehabilitación de hormigones, que imitan la construcción en piedra almohadillada, pasivación de armaduras, recuperación de ornamentos, además de piezas cerámicas que hemos tenido que tratar de una manera muy especial.

 

Con el paso del tiempo se han producido desprendimientos de varias ménsulas existentes. Por ello, y con el objetivo de restituir dichas ménsulas desprendidas, mandamos fabricar en poliestireno extruido unos modelos en tres dimensiones que replican perfectamente la estética original de las ménsulas.

 

Asimismo, diferentes azulejos ubicados en la fachada del inmueble, se desprendieron y actualmente no se encuentran en el mercado. Kursaal con el objetivo de mantener la estética y carácter del edificio, mandamos fabricar y cocer al horno réplicas exactas de los azulejos originales existentes.


De nuevo, al igual que en la rehabilitación en Aldamar, el edificio de San Bartolomé también presentaba retranqueos en los que hemos podido actuar aplicando las normas de Eficiencia Energética. Por ello, este edificio en sus últimas plantas,  cuenta con sistemas de aislamiento térmico con características especiales para cuidar estética y tener mucho cuidado con la cercanía al mar que podrían llegar a deteriorar estos sistemas.

 

En las plantas retranqueadas se lleva a cabo un Sistema de Fachada Ventilada con un aislamiento de lana de roca y con acabado de panel fenólico remachado y remates en panel composite. Por otra parte, en las plantas altas de las fachadas sur y oeste se ha llevado a cabo un Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior.

 

La cubierta original era de teja cerámica, que se ha sustituido por una cubierta de zinc natural, convirtiéndola en una cubierta totalmente impermeable al ir doblemente engatillado, el agua es imposible que penetre. Se trata de la solución idónea para cubiertas de poca inclinación como es esta, que está sometida a fuertes vientos al estar a escasos cien metros del mar.

 

Además, se ha llevado a cabo un trabajo de retirada y rehabilitación de la herrería existente mediante granallado y lacado al horno, actuación que nos permite recuperar la estética de las barandillas originales.

 

Ahora el edificio vuelve a relucir con todo su esplendor como lo hizo anteriormente, pero con todos los Sistemas de Aislamiento avanzados incorporados.